Posts Tagged ‘Bartholomew’

¡Y Johnny cogió su fusil!

25/09/2008

Se necesitaban 125.000 voluntarios para el ejército del Tío Sam. El dibujo de Bartholomew muestra que estaban más que dispuestos.

Por cierto, en los cartoons sobre la Guerra de Cuba se aprecia un cierto pluriempleo de la personificación de los EE.UU, el Tío Sam. Es curioso cómo esta figura se ha mantenido en primera línea todos estos años en el campo de la propaganda estatal.

[Se me olvida siempre: aquí está el libro de donde saco los dibujos]

Paralelismos

17/09/2008

Haciendo un cuatro de julio para Cuba.

El ultimátum para la independencia cubana era celebrado con entusiasmo por Máximo Gómez, uno de los líderes independentistas.

El dibujo es de Bartholomew para el Minneapolis Journal, 21 de abril de 1898.

Educación para la civilización

14/09/2008

Antes de empezar con la explicación de este cartoon de Bartholomew, es necesario pinchar sobre la imagen para verla más grande. Aún así, continúa viéndose un poco borrosa. Es un fallo ajeno a la organización.

En el dibujo se ve una clase formada por seis “niños”: un indio americano, un insurgente cubano, un aguinaldo de Filipinas, un hawaiano, un puertorriqueño, y debajo del banco hay un chaval con una banda que pone “Ladrone). El Tío Sam, cómo no, es el profesor, y vemos cómo reprende al indio americano por ser el que peor se porta (Y eso que es el repetidor)

Al parecer, mientras los EE.UU estaban iniciando su hegemonía mundial por el Caribe y el Pacífico, en Minnesota se produjo una insurrección india. El viñetista del Minneapolis Journal lo vio claro: mientras unos siguen siendo unos salvajes, la misión civilizadora del Tío Sam evita que unos pueblos sigan permaneciendo en la barbarie. Así, los alumnos están leyendo libros como “Qué constituye un ciudadano”, “Rudimentos de civilización” o “Cómo civilizarse” (este último no se lee muy bien, además lo tapa la pata de la mesa, pero más o menos será eso)

Es una conexión entre una empresa -la conquista del Oeste- que ya estaba finalizando, y otra -la expansión exterior- que no había hecho más que empezar.

Cultivando el campo filipino

12/09/2008

Labrando nuevo terreno.

El Tío Sam, habiendo puesto su mano en el arado, no puede volverse atrás.

La justicia y la humanidad se movían a paso lento pero firme por el campo filipino. Por cierto, es curioso que Cuba tenga más protagonismo en la historiografía sobre esta guerra que Filipinas. Supongo que el idioma tendrá algo que ver (En Filipinas, aunque quedan algunas comunidades hispanohablantes, la mayoría habla en inglés y en tagalo)

La viñeta es de Bartholomew para el Minneapolis Journal (8 de septiembre de 1898, si no leo mal)

Colón el descubridor

09/09/2008

Vuelta a empezar.

Cristóbal Colón: “Ahora supongo que tendré que volver y descubrir a esos españoles”.

Clicando en la imagen se ve más grande y se puede leer “chart of the dead nations” (carta de navegación de las naciones muertas) en el papel que sujeta Colón.

Es el mundo al revés, la visión de España como un país atrasado -Bartholomew lo compara con los pueblos precolombinos- que ha perdido su imperio colonial, frente a una nación de poco más de 100 años de existencia que está iniciando el suyo.

Este cartoon se publicó el 26 de septiembre de 1898 en el Minneapolis Journal.

El cigarro de la paz

06/09/2008

El cigarro de la paz

Alfonso: ¡Eh, hombre viejo! Fuma uno de estos conmigo.

Charles Lewis Bartholomew y su fijación con el niño-rey que todavía no era rey (Recordemos que no será coronado hasta 1906)

(Pulsa sobre la imagen para verla más grande)

Pelea desigual

04/09/2008

No sabe desde cuándo está agotado / No sabe cuándo fue abatido*

Voces desde el lado del ring: mejor tira la esponja, Don. Estás hecho para eso.

Pido disculpas por la lamentable traducción, pero es lo que hay. Al menos creo que el contexto se entiende: las implicaciones internaciones de la guerra, por un lado el apoyo de Reino Unido (representado por John Bull) a EEUU; por otro, Austria apoyando a España. Fuera del ring, Francia, Japón, Alemania, Rusia y China mirando como espectadores privilegiados.

Como siempre, el dibujo es de Charles Lewis Bartholomew, y ya trató las conexiones internacionales de la guerra en otra viñeta.

No juegues con fuego

02/09/2008

Alfonso XIII: Bueno, Ya he tenido suficiente de esos fuegos artificiales americanos.

El cartoon se publicó el día 5 de julio, un día después del 4 de julio, el día de la Independencia en EEUU. Es típico celebrar la efeméride haciendo estallar petardos y fuegos de artificio.

No es la primera vez que Charles Lewis Bartholomew utiliza la corta edad de Alfonso XIII en sus chistes. Atentos también a los medicamentos que hay en la repisa: son de procedencia austriaca, francesa y alemana, los “aliados” de España en esa guerra tan desigual.

El toro por los cuernos

29/08/2008

Típico, previsible, burdo estereotipo simplista… Sí, todo eso y más, pero era imposible resistirse a poner este cartoon. Atentos a la “banderilla-Cuba” y al “Informe del Maine”

Es de Charles Lewis Bartholomew para el Minneapolis Journal

Colón y el niño Alfonso

27/08/2008

Alfonso (triste): ¡Oh, Cris! ¿Por qué tuviste que descubrir a estos problemáticos americanos*?

Esta joya la encontré en Internet Archive, una organización sin ánimo de lucro (eso espero) que se dedica, entre otras muchas cosas, a recopilar todo tipo de material que ya no tiene copyright y que por tanto es de dominio público. Anticipo que no será la primera vez que cuelgue material del Internet Archive en este blog.

Buscando libros digitalizados de viñetas me topé con uno de Charles Lewis Bartholomew, un viñetista del Minneapolis Journal, que recopila sus cartoons sobre la Guerra de Cuba que enfrentó en 1898 a España con los EE.UU. Hay algunos muy buenos y son una excelente fuente para estudiar el otro lado de esa guerra y cómo era la visión que tenían de los españoles.

En este dibujo en particular podemos ver un diálogo entre dos Españas muy distintas: la primera está representada por Cristóbal Colón, cuyo (re)descubrimiento marcó el inicio del Imperio hispánico. Por otro lado aparece el niño Alfonso XIII, que todavía no es rey (lo será en 1902) pero que ya aparece como tal. La viñeta plasmaría, pues, el enfrentamiento entre un Imperio que está a punto de desaparecer y una nación, la estadounidense, que a partir de esta guerra y su impresionante éxito propagandístico iniciará su expansión y su hegemonía como potencia mundial.

*NOTA IMPERTINENTE: Colón no descubrió a los americanos del norte.